El Régimen Especial de Renta o RER es uno de los cuatro regímenes tributarios del Perú, es un régimen tributario dirigido a personales naturales y jurídicas, sucesiones indivisas y sociedades conyugales, domiciliadas en el Perú que obtengan rentas de tercera categoría; es decir, rentas de naturaleza empresarial como la venta de bienes que adquieran o produzcan y la prestación de servicios. Es una alternativa para las pequeñas o medianas empresas, a diferencia del NRUS se puede emitir facturas, los ingresos son mayores y las actividades comprendidas mas amplia.

Empecemos indicando que la sucesión indivisa es un contribuyente de duración determinada que parte del fallecimiento de la persona natural y se extingue ya sea por mandato judicial o por inscripción del testamento. Esto implica según el código civil que las sanciones administrativas y tributarias se extinguen por ser sanciones personalísimas. Según el numeral 3 del articulo 49 del Reglamento de la Ley del Impuesto a la Renta, indica:»la sucesión indivisa deberá cumplir con presentar una declaración jurada ante la Administración Tributaria a nombre del causante, en donde consignará el total de las rentas percibidas o devengadas hasta la fecha de fallecimiento. Se precisa que el plazo para presentar esta declaración jurada es hasta los tres (3) meses contados a partir de la fecha en la que el causante falleció».

En el caso de sociedades conyugales las rentas que obtenga cada cónyuge serán declaradas y pagadas independientemente por cada uno de ellos. Las rentas comunes producidas por los bienes propios y/o comunes serán atribuidas por igual, a cada uno de los cónyuges. Se puede optar en atribuir a uno de ellos la representación de la sociedad conyugal, comunicando este hecho a la SUNAT. La opción se ejercitará en la oportunidad en que corresponda efectuar el pago a cuenta del mes de enero de cada ejercicio gravable, surtiendo efecto a partir de dicho ejercicio.

En este régimen la declaración se realiza mensualmente, se declara tanto el IGV como el impuesto a la renta, no hay declaración anual como el régimen general o régimen MYPE. Se declara y paga la diferencia del IGV de ventas menos compras; también el  1.5% de los ingresos netos mensuales como Impuesto a la Renta.

Se puede emitir todo tipo de comprobante como liquidaciones de compra, tickets, facturas, boletas, cintas registradoras y otros. Los libros que se esta obligado a llevar son el de compras y ventas.

Debemos tener en consideración que no esta afecto al crédito fiscal. 

En el artículo 117 de la Ley del Impuesto a la Renta nos indica los sujetos comprendidos:

  • Actividades de comercio y/o industria, entendiéndose por tales a la venta de los bienes que adquieran, produzcan o manufacturen, así como la de aquellos recursos naturales que extraigan, incluidos la cría y el cultivo. 
  • Actividades de servicios, entendiéndose por tales a cualquier otra actividad no señalada en el anterior ítem.

Los requisitos principales que se indica son los siguientes:

  • Los ingresos netos o adquisiciones no deben superar los S/. 525,000 soles anualmente.
  • El valor de los activos fijos afectados a la actividad, con excepción de los predios y vehículos, no supere los S/. 126,000 soles. 
  • se deben desarrollar actividades generadoras de rentas de tercera categoría con personal afectado a la actividad no mayor a 10 personas por turno.
  • No realizar otras actividades comprendidas en la RER, indicadas en el articulo 118 de la Ley del Impuesto a la Renta.

Las adquisiciones a las que se hace referencia no incluyen las de los activos fijos. Se considera que los activos fijos y adquisiciones de bienes y/o servicios se encuentran afectados a la actividad cuando sean necesarios para producir la renta y/o mantener su fuente.También tengamos en cuenta que los sujetos que se acojan al Régimen Especial deberán cumplir con efectuar las retenciones correspondientes a las rentas de segunda y quinta categoría, así como las correspondientes a contribuyentes no domiciliados.